Carrito

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

Scala Dei Sant Antoni

€75,00

Sant Antoni es uno de los viñedos más antiguos del Priorat. Viñedos que ya eran plantados con garnacha desde hace al menos 350 años. Con este vino hemos recuperado un patrimonio de elaboración que prácticamente había desaparecido en el Priorat. La manera en la que, durante siglos, los vinos se habían hecho en Scala Dei, antes de la globalización de la elaboración y de la uniformización del sabor de los vinos, la recuperación de una manera de hacer ancestral que se adaptaba a cada una de las particularidades de las zonas donde se hacía vino.

  • Robert Parker 2018: 95 puntos
  • Robert Parker 2017: 95 puntos
  • Tinto
  • Crianza
  • Complejo
  • Elegante
  • Monovarietal
  • Medio cuerpo


  • Robert Parker 2016: 94 puntos
  • Robert Parker 2017: 95 puntos
  • Robert Parker 2018: 95 puntos
  • Guía Peñín 2017: 95 puntos
  • Guía Peñín 2018: 95 puntos
  • Guía de los vinos de Cataluña 2017: 9,77 puntos
  • Guía de los vinos de Cataluña 2018: 9,72 puntos
  • Wine & Spirits 2018: 95 puntos
  • Guía Proensa 2017: 93 puntos
  • Andreas Larsson 2018: 92 puntos
  • Anuario de vinos 2018: 91 puntos


  • Variedades: 100% garnacha tinta
  • Grado alcohólico: 14,5% Vol.
  • Acidez total tartárica: 5,3 g / l
  • PH: 3,5
  • Contiene sulfitos.


Sant Antoni de Montalt es un viñedo situado sobre la Cartuja de Escaladei, en un pequeño llano abancalado que termina en un impresionante acantilado sobre el monasterio, de suelo completamente arcilloso. Tiene forma de anfiteatro, con una parte orientada al este, otra al oeste y la parte central orientada al sur. Se halla a 580 metros de altitud en su parte más baja y a 650 en la más alta. Es una de las viñas que los monjes tenían plantadas con garnacha ya desde hace siglos. Las vides que hay ahora se replantaron en 1973 y en ella encontramos dos tipos de garnacha: país y peluda.



Con este vino hemos querido recuperar un patrimonio de elaboración que existía en el Priorat y que nos traslada hasta los primeros embotellados de Cellers de Scala Dei. La vendimia la realizamos normalmente en octubre, en cajas pequeñas, utilizando el 100% del raspón durante la fermentación. El vino fermenta en un pequeño depósito de cemento de 3.500 litros, imitando los picos de temperatura propios de las fermentaciones ancestrales, sin levaduras añadidas y prensándolo en el propio tanque de cemento. La crianza es de 8 meses en depósito de cemento y un año en foudre de 1.300 litros.

¿Quieres conocer los rincones donde tuvo lugar la historia que te acabamos de contar?